La sangre de Cristo o las pepitas de oro / Lucas 16:13


20191217_211900

 

 

Proverbios 28:22 . Se apresura a ser rico el avaro , y no sabe que le ha de venir pobreza.

Dice la historia que por el año 1849 en California nació lo que llegó a llamarse ” La fiebre del oro ” . En masa migraban cientos de miles de personas y familias enteras tras la busca del oro . 

Todo comenzó en las cercanías de un pueblo llamado  Coloma  . Alguien encontró oro en esa zona . No se sabe si mucho o poco pero la noticia corrió como un relámpago . Fue tan impactante que cegaron a miles de personas a tal punto que no consideraron las grandes dificultades y peligros que habían de pasar . Muchos tenían que atravesar mas de un estado con carretas llevando niños , mujeres y ancianos . Todos estaban sedientos de oro y pronto la noticia traspasó el continente americano aumentando el número de buscadores de oro de todos los continentes .

Nos podemos imaginar lo que pasarían las gentes que se desplazaban recorriendo cientos incluso miles de kilómetros . Lo dejaron todo , trabajo , hogares , seres queridos , negocios etc. . Otros , los que mas , dejaron poco atrás en lo que a lo material se refiere , porque poco tenían . Pero lo importante del tema es que por una causa u otra todos apostaron para hacerse ricos , por esa locura llamada La fiebre del oro  .

Tan rápido como llegaban los miles de buscadores de oro crecían en gran manera lo que entonces solo eran pequeñas aldeas . Este crecimiento tan espectacular se considera según los historiadores como un drama , pues los servicios para acoger a tanta gente eran del todo insuficientes con las incomodidades graves que eso conlleva . Los mas avispados montaron negocios , y por lo que se cuenta estos fueron los que mas ventaja sacaron de este éxodo dorado . Algunos buscadores se enriquecieron , pero la inmensa mayoría de buscadores de este metal cosecharon ganancias modestas que le alcanzan para pagar sus deudas y poco mas . Otros tantos quedaron en la ruina total .

 

 

Salmos 37:25 . Joven fui, y he envejecido , y no he visto justo desamparado , ni su descendencia que mendigue pan.

Que bendición tan enorme es haber conocido a Jesús  . Que bendición tan grande es haber creído en Él . Me imagino a esos cristianos que vivieron en esa época , quietos , sin moverse de su lugar , viendo como las gentes marchaban buscando oro como si todo dependiera de las riquezas . Ellos , igual como todo aquel que confía en Dios , sabían que todas sus necesidades estaban cubiertas y que nunca les faltaría de nada , porque es promesa de Dios . Las gentes buscaban su dios representado en un buen montón de pepitas de oro que les diera poder , posición y le solucionara la vida . Ellos sabían que una sola gota de sangre de Jesús tenía mas valor y mas poder que todo el oro del universo . Jesús no solo les guardaba en todas sus necesidades sino que les tenía reservada una herencia eterna en los cielos .

 

 

Oración

Padre bendito y glorioso Dios te damos gracias por haber derramado tu misericordia en la tierra . Gracias Padre por haber tocado nuestras vidas y darnos la oportunidad de reconocer nuestras maldades para arrepentimiento . Gracias por perdonarnos y aceptarnos en le bendita sangre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo . Gracias por aquellos hombres y mujeres de valor que no se dejaron llevar por esa fiebre de maldición y que confiaron en tu palabra y se quedaron quietos para seguir haciendo tu voluntad . Estoy convencido que muchas de esas personas que no prosperaron , quedaron tocadas marcadas por la vanidad y la mentira de las riquezas . Puedo imaginarme que tus siervos predicaron a muchas de estas gentes y fueron tocadas por tu palabra quebrantando sus corazones dolidos y destrozados por tanto esfuerzo en vano . Tu nos dejas pasar por momentos y etapas de dolor y penuria para que se nos abran los ojos y entonces envías tu palabra que rompe todas las cadenas y ataduras desata las vendas que tapan nuestros ojos y nos das libertad y vida . Padre bueno y Santo te pedimos por todos aquellos que siguen todavía en esa fiebre para que los bendigas y les ayudes a salir de esa fiebre .

Lucas 16:16 . Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las  riquezas .

 

Se permite compartir este articulo si se menciona el sitio web . Dios le bendiga 

Pagina Inicio > http://xurl.es/6jdy8

Facebook > http://www.fb.me/5979MAOC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .