La mirada de Jesús / salmos 119:132


20190820_120129

 

 

Los ojos son como dos lámparas donde emanan la luz del espíritu que reside en nuestra alma . Si el espíritu es el de Dios el alma disfrutará de Santidad y Poder para hacer su voluntad . Si por el contrario es el del diablo el alma estará capacitada para el odio , la vanidad , y la venganza . Por eso es tan importante mirar a los ojos a la persona con la que estamos hablando porque veremos en sus ojos el espíritu que reside en ella . Si nos centramos en la mirada de las personas cuando le hablamos percibiremos su influjo espiritual porque nos estaremos dirigiendo directamente a su alma . En Jesús rebosaba el Espíritu Santo lleno de virtud  y poder para obrar de una manera Santa . Esta energía espiritual tiene el poder eterno de transformar nuestras vidas para que vivamos según sus propósitos . 

Jesús era aparentemente un hombre común , no destacaba por su constitución física ni por su posición social , pasaba totalmente desapercibido entre la gente corriente . Cuando empezó ha hacer milagros las multitudes se interesaban por Él , pero solo para conseguir los beneficios de los milagros , muy pocos se interesaban por la persona que hacía esos milagros .  Al acercarse las gentes de esta manera tan interesada y egoísta , las miradas de estas personas estaban perdidas , porque sus mentes estaban centradas solo en recibir el milagro , sin querer saber mucho mas de quien era el que hacia esos milagros .

Por esta causa aunque miraban al Maestro y estaban muy cerca del él , al punto de poder tocarlo , no conseguían saber quien era , ya que no recibían lo que transmitían sus ojos . El poder sanador y transformador del Señor no solo estaba en sus manos , sino también en su mirada . Jesús miraba a las personas como quien conoce perfectamente todo lo que hay en los pensamientos y sentimientos de cada uno . Todo aquel que se topaba con su mirada quedaba desnudo en mente y alma , ya que no había nada que Jesús no supiese de su vida . Esto lo percibía claramente todo aquel que le miraba el rostro fijamente .

Cuando el Señor se transfiguró en el monte delante de sus discípulos ( Pedro . Jacobo y Juan ) su gloria se manifestó de una forma tan contundente que les dejó aturdidos por un tiempo . Este hecho solo ocurrió una sola vez , con el propósito de que sus discípulos afirmaran su fe en él . Sin embargo en el rostro y la mirada del Señor se podía percibir continuamente , y todos los días , su poder santo , que dejaba impresionados a todos los que miraban su rostro . La gente malvada no podía resistir esta mirada porque para ellos era desafiante , inquietante , y provocadora , a pesar que estaba llena de amor y de perdón. Cuando los impíos se cruzaban con la mirada de Jesús presentian que estaban ante alguien que podía dar a luz todas sus maldades delante de todo el mundo . La ruina y vergüenza que esto les podía proporcionar sería muy grande , así que Jesús era alguien detestable y peligroso para este tipo de gente .

Bien es cierto que no eran muchos los que se le acercaban para darles las gracias y tener un momento de intimidad para conocer un poco quien era y como era este hombre . Pero los que lo hicieron ya no volvieron a ser los mismos . Cuando tu buscas la mirada de Jesús , y el te fija la suya , el poder del amor de Dios mediante la obra del Espíritu Santo te estremece .

Te encuentras con una mirada poderosa llena de un amor que no has conocido nunca , y que te conoce muy bien , que te ama eternamente , que te quiere proteger , que te quiere  salvar , que te quiere amparar , que te quiere sanar y perdonar todos , absolutamente todos tus pecados .

Ante esta experiencia todo tu ser se derrumba delante del Rey y Señor del Universo , tu alma se derrite delante de el , caes sobre tus rodillas apoyas la cabeza al suelo , y sólo puedes llorar de arrepentimiento , darle gracias , adorarlo y entregarle todo a quien solo se lo merece , a Jesús de Nazaret el Hijo de Dios .

Si has experimentado esto naciste de nuevo  . Pero si no ha sido así busca la mirada de Jesús y la encontraras . El no está físicamente en un cuerpo pero notarás su penetrante mirada si la buscas de corazón , porque el está vivo y quiere tener un encuentro contigo . Cuando te cruces con la mirada de Jesús ya no serás nunca el mismo y le rogaras diciendo :  Mírame , y ten misericordia de mí, Como acostumbras con los que aman tu nombreSalmo 119: 132 .

 

Se permite compartir este articulo si se menciona el sitio web . Dios le bendiga

Pagina Inicio > http://xurl.es/6jdy8

Facebook > http://www.fb.me/5979MAOC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .