Sobre sanidad interior y crecimiento espiritual


20191217_211900

 

 

 

Se habla mucho de sanidad interior en las iglesias . Tradicionalmente se ha enseñado que la sanidad de nuestra alma se recibe por las oraciones de pastores famosos que tienen un poderoso ministerio de liberación . Cuando oímos que alguno de ellos visita nuestra ciudad vamos disparados para que oren por nosotros y nos quiten nuestras ataduras . En verdad es una bendición que un siervo de Dios ore por nosotros para liberación y sanidad . Lo incorrecto es creer que solo por eso ya está todo hecho . En realidad la oración aunque venga del mismo Señor Jesús es complementaria , porque depende de la respuesta posterior , o de su devoción anterior , de quien a sido favorecido . Por ejemplo ,el Señor sanó a un hombre paralitico y le dijo después lo siguiente Juan 5:14 ….: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor .

En otra ocasión Jesús salva a una mujer de ser lapidada y le advirtió : Juan 8: 10-11 ...¿ dónde están los que te acusaban ? ¿ Ninguno te condenó ? . Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más .

El siguiente pasaje se explica por si solo : Lucas 11: 24-26 . Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí . Y cuando llega , la halla barrida y adornada. Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero .

 

Por consiguiente tenga presente que usted tiene que luchar cada día durante toda su vida para ir progresando en su vida espiritual y avanzar en su santificación . No restringa la tarea solo cuando visite la iglesia y oren por usted , porque si es así no conseguira nada . La ayuda eclesial es tan fundamental como su tiempo de contemplación diaria . A continuación dejamos unos consejos que le ayudarán a su sanidad interior y crecimiento espiritual .

Si usted lleva mucho tiempo en el Señor pero esta insatisfecha de su espiritualidad y tiene la sensación de estancamiento y en su congregación no recibe mas , ponga manos a la obra y considere estos consejos , son sencillos pero a la carne no le gusta , esa es la batalla mas difícil que debemos pelear toda nuestra vida . Tomemos nota .

Debemos combinar nuestro tiempo de contemplación con nuestras actividades diarias , de manera que siempre la primera esté presente dirigiendo a la segunda . Por medio de la contemplación ( oración , ayuno , lectura de la palabra . introspección ) nos uniremos mas y mas con Dios quien en su momento nos pondrá en acción para cumplir con el propósito del cual nos ha llamado . Un medio excelente para adquirir dones y en especial el de sabiduría , es dedicarse mucho a la pureza de corazón , velar cuidadosamente sobre nuestro interior, darnos cuenta de todos nuestros desórdenes y señalar las faltas más salientes . Este cuidado atraerá las bendiciones de Dios, que no dejará de derramar sus luces en nuestra alma dándole poco a poco el conocimiento de ella misma que es el que más falta nos hace después de conocer la Majestad del Señor .

No hay que tener prisa , dejemos que Dios nos prepare , porque muchos son los que se lanzan a la aventura sin tener la autentica preparación directa del Espíritu Santo y acaban derrotados o predicando herejías . Es una gran desgracia caer en las manos de un mentor que se rija únicamente por la prudencia humana y que tenga más política que santidad . Nuestro Señor Jesucristo nos da ejemplo pues dedicó unos treinta años combinando su vida normal con la contemplación, en todo el proceso de su crecimiento , y solo tres a cumplir a lo que fue llamado .

Cuando nos aplicamos constantemente a perfeccionarnos llega un momento que empezamos a ver claro nuestro interior sin dificultad , por medio de las repentinas revelaciones que Dios nos comunica . Eso indica que estamos haciendo las cosas bien y podemos ver con cierta realidad nuestras áreas a sanar . Pues Dios antes de construir el edificio pone los cimientos y estos cimientos son el conocimiento de nosotros mismos y de nuestras miserias para evitar que nos enorgullezcamos con sus dones mas adelante . No basta saber que por nosotros mismos , ni somos nada ni podemos nada , Dios quiere que con un conocimiento sensible y experimental de nosotros mismos sintamos vivamente nuestras miserias .

Y es que el ejercicio de la genuina santidad nos lleva a entregar nuestra conciencia al Señor con gran sinceridad y sencillez no ocultándole ningún sentimiento de nuestro corazón de tal manera que, a ser posible, quisiéramos tener en las manos nuestro interior para mostrárselo. Por la autentica humildad, obtendremos de Dios el don de discernimiento de espíritus , para poder guiarnos a nosotros mismos y conducir a los demás .

 

Se permite compartir este articulo si se menciona el sitio web . Dios le bendiga

Facebook > http://www.fb.me/5979MAOC 

Pagina Inicio >  http://xurl.es/6jdy8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .